Problemas más comunes

Exploración biomecánica del aparato locomotor en conjunto para la determinación de malformaciones y patologías que puedan existir, dando lugar a un diagnóstico preciso, para posteriormente poder aplicar el tratamiento necesario.

 


Callos (helomas)

Son alteraciones de la piel que provocan un engrosamiento de la misma con un núcleo o punto más endurecido, tambien llamado clavo, que es precisamente el causante del dolor. Se producen por una presión intermitente de la piel sobre un punto óseo, debido a deformidades de los huesos, acción externa del calzado o por presiones concretas sobre zonas del pie.

Durezas (Hiperqueratosis)

Consisten en una hipertrofia o engrosamiento de la capa córnea de la piel debido a un aumento considerable de células epidérmicas, en especial los queratinocitos, los cuales presentan un aumento de queratina. La causa principal es la presión o fricción intermitente provocada por desplazamiento de planos.

Problemas ungueales

  • Uñas hipertróficas y onicogrifósicas: Engrosamiento de las uñas. Cuando la hipertrofia de las uñas es bastante extensa y el engrosamiento se dirige en varias direcciones, se habla de uñas onicogrifósicas (formación de garras).
  • Uñas encarnadas (onicocriptosis): Se trata de la uñas que crecen hacia el interior de la carne. Producen inflamación alrededor de la zona afectada que en ocasiones puede llegar a infectarse.
  • Hongos en las uñas (onicomicosis): Infecciones crónicas progresivas de las uñas, causadas en la mayoría de ocasiones por hongos dermatofitos, aunque también pueden ser otros hongos los causantes.

Verrugas plantares (Papilomas)

Tumoraciones benignas y limitadas de la piel y mucosas causadas por el virus papiloma humano (VPH), un papovavirus.